En este momento estás viendo Cómo enfrentar la búsqueda de empleo

Cómo enfrentar la búsqueda de empleo

LA  búsqueda de empleo suele resultar estresante porque nos saca de nuestra zona de confort y nos enfrenta a la incertidumbre. El ser humano necesita estabilidad y sentirnos, seguros, por lo que tener que buscar un nuevo trabajo supone perder esa “supuesta seguridad”.

Esto es todo un tema en sí, que da para desarrollar en otro post, porque si algo nos han enseñado los últimos años de crisis y pandemias, es que seguro no tenemos nada en la vida por mucho que nos empeñemos en verlo así.

Lo primero que hacer para buscar empleo

El primer ejercicio que tenemos que hacer ante la búsqueda de empleo, es identificar de forma objetiva  qué tipo de profesional eres y a qué tipo de puestos de trabajo puedes acceder.

Para ello, tendrás que analizar tus gustos, tu formación, conocimientos, tus aptitudes y actitudes, entre otras. Aunque la teoría de la selección dice que las empresas, además de la titulación y experiencia, también valoran otros aspectos como los valores personales, como la responsabilidad, la creatividad, la adaptación a los cambios, la iniciativa, el saber trabajar en equipo y otras tantas, la realidad, es que estas pasan bastante poco. No van a elegirte solo por ser muy adaptable o ser un fantástico team player. Primero valorarán tu experiencia y capacidades profesionales y solo en caso de ser finalista, valorarán otros aspectos en comparación con otros candidatos.

Análisis y definición de tu perfil profesional

Define tus Capacidades. – Actitudes. – Conocimientos – Habilidades

  1. Tus Capacidades son tus cualidades personales y profesionales. Una mezcla del conocimientos y destrezas para realizar tareas de manera eficaz en un puesto de trabajo.
  2. Tus Actitudes tienen que ver con tu disposición ante las tareas a desempeñar, ante situaciones del día a día o con las personas en relación a tu puesto de trabajo y responsabilidad. Las actitudes las vamos aprendiendo a lo largo de nuestra vida y forman hábito de comportamiento. Podríamos resumirlas como tu forma de reaccionar ante las circunstancias.
  3. Tus Conocimientos. Es todo lo que sabes en cuanto a teoría o estudios, más todo lo que sabes hacer como resultado de formación y experiencia acumulada. Gracias a estos ofrecerás a la empresa un determinado rendimiento profesional para ejercer un determinado puesto de trabajo.
  4. Tus Habilidades son las capacidades que tienes para realizar determinadas tareas. Aquí influyen también las habilidades personales. Pueden entrenarse y mejorarse a lo largo del tiempo.

Este análisis, junto con tu experiencia y sobre todo, los últimos cargos ejercidos te permitirá terminar de definir el perfil profesional, y aquí, lo mejor que puedes hacer es concluir con un cargo concreto que resuma todos tus conocimientos y  experiencia. Ejemplo: marketing manager, gestor de páginas web, contable especializado en sector X, o en tal área; especialista en usabilidad web, director financiero, responsable de operaciones, de atención al cliente, etc.  Esto ayudará a posicionarte frente a los reclutadores que suelen buscar cada vez mas especialización.

Plan de Acción para buscar empleo

  1. Define tu perfil profesional
  2. Crea tu curriculum. Resume tus principales experiencias, funciones, responsabilidades, estudios, habilidades y competencias y elije el formato que más te guste.
  3. Planifica tu tiempo. Organiza tu agenda semanal y decide el número de horas al día que dedicarás a esta tarea (un mínimo de 3 horas al día).
  4. Investiga el mercado de trabajo. Estudia el tipo de empleos que demandan las empresas, sobre todo las empresas de tu interés, los sectores y áreas funcionales que encajan contigo y tus intereses, las bandas salariales que se manejan, etc.
  5. Mira las ofertas publicadas e Inscríbete en aquellas que te gusten y encajen con tu experiencia.
  6. Siempre que puedas, escribe al responsable del proceso de selección si aparece su identidad en la oferta, a través de linkedin, por ejemplo, y aprovecha a destacar tu candidatura. Así  será más fácil que se fijen en ti. Haz todo lo que esté en tu mano para que conozcan tu capacidad para ejercer el puesto.
  7. Haz candidaturas espontaneas. Dirígete a las empresas que te interesen y contacta con los responsables de área o de selección de personal para presentarte como profesional cualificado, por si hubiera alguna vacante actualmente o fuera a haberla en el corto plazo. Recuerda que no todas las ofertas de empleo se publican.
  8. Informa a tus contactos de que estás en búsqueda activa. A veces se consigue trabajo a través de tu red de contactos.
  9. Haz networking siempre que puedas:
  10. Acude a ferias de empleo o cualquier charla relacionados donde haya presencia de empresas en busca de profesionales.
  11. Acude a eventos o ferias sectoriales o de tu especialización. Allí podrás contactar con profesionales que puedan serte de utilidad con tu objetivo.
  12. Dirígete a empresas de selección que suelan publicar ofertas del tipo de empleos que buscas. Candidatura espontanea.

 Consejos para buscar empleo

A partir de ahora, buscar empleo se convierte en tu principal trabajo y objetivo en el día a día, así que planificar tus acciones resultará primordial, porque improvisar no suele salir bien.

  • Investiga por tu cuenta el Mercado de Trabajo de tu sector o área de especialización.
  • Investiga cómo es trabajar en las empresas de tu interés y como llevan a cabo sus procesos de selección. Tal vez, quites de la lista alguna de tus empresas objetivo.
  • Mantente al día de todo lo que ocurre en los sectores que te interesan.
  • Cuando veas ofertas de tu interés, adapta tu currículum vitae a las funciones del puesto
  • En cuanto a la carta de presentación, haz como tú lo sientas pero a menos que te lo pidan, no pierdas tiempo con esto. En mi opinión, solo resulta interesante si refuerza tu candidatura y aporta información adicional relacionada con el puesto, que no aparece en el CV y pueda resultar relevante para que te tengan en cuenta antes que a otros.
  • Ponte metas tanto a corto como medio plazo.
  • Mantén una actitud abierta y flexible.
  • Gestiona tus expectativas. Ten paciencia y no desesperes. Buscar trabajo suele ser una tarea intensa y muchas veces poco productiva y satisfactoria. El SÍ llegará, pero prepárate para recibir muchos noes.
  • Hazte un listado con las empresas de interés, si las has contactado, el resultado que obtuviste, si hubo entrevista, etc. Y muy importante:
  • Saca conclusiones y aprendizajes de cada caso y contacto. Te servirá para el siguiente paso.
  • Valórate. Piensa que las empresas necesitan a profesionales como tú, que esto es una relación en la que las dos partes tienen que ganar.
  • Ve con seguridad  a las entrevistas y defiende tu candidatura.

Y a por todas!!

Aquí te dejo otros post relacionados que te recomiendo leer:

Imagen de alluregraphicdesign en Pixabay

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!