En este momento estás viendo Cómo dejar un trabajo sin quedar mal

Cómo dejar un trabajo sin quedar mal

Si ya has tomado la decisión de cambiar de trabajo y ya tienes una oferta sobre la mesa, es hora de comunicarlo en tu empresa. Y como todo lo que hagamos profesionalmente, debes hacerlo siempre de la forma más profesional posible, asegurándote de dejar una buena impresión de ti a tus antiguos compañeros.

Cómo decir a tu empresa que dejas tu trabajo sin quedar mal

Si tienes alguna duda respecto de tu situación de salida, busca un asesor laboral que te indique los pasos a seguir de manera formal pero no te arriesgues a hacerlo mal.

Si te vas enfadado por algo que te ha ocurrido en tu actual empresa y lo consideras injusto, no dejes que ese sentimiento tome el control y te lleve a decir cosas que te hagan quedar mal e incluso después te arrepientas. Como siempre digo: nunca se sabe porque la vida da muchas vueltas. Y tal vez más adelante te encuentres trabajando con alguno de tus antiguos compañeros y tu comportamiento pasado te juegue una mal futuro.

Solo tienes que pensar que ya estás fuera y que no tendrás que pasar más por aquello que te tenía tan insatisfecho. Al menos en esta empresa, porque hay veces que el destino nos juega una mala pasada y en el nuevo trabajo nos encontramos con alguna situación similar. Si esto te ocurriera , tendremos que pararnos a pensar por qué se repite la situación y qué deberíamos haber aprendido y corregido que no hemos hecho aún. Pero este es otro tema.

Siguiendo con el que sí nos ocupa ahora, aquí te dejo unos consejos de cómo actuar de la forma más correcta para ti y tu imagen profesional

  • Si dudas de cómo hacerlo consulta con un asesor
  • Comunica de manera asertiva y profesional tu cambio de trabajo a tu superior y al departamento de RRHH si corresponde.
  • Procura dar el tiempo de pre-aviso establecido por ley, con el fin de causar el menor daño posible y de cunplir con tus últimas responsabilidades. Nunca te vayas sin avisar.
  • No aproveches que te vas para criticar a la empresa, jefes o compañeros. Cómo decía antes, puede ser que aquel antiguo compañero al que criticaste, un dia llegue a ser tu superior.
  • Trata de dar un motivo real de tu salida pero edulcorado. Enfócate en la liíea de explicar que necesitas nuevos horizontes en tu carrera más que hacer una crítica destructiva y feroz de tu jefe o funcionamiento del departamento.
  • Sigue los pasos formales que te indique tu asesor o RRHH
  • Escribe un mensaje de despedida para los que han sido tus compañeros y a las personas externas con las que hayas trabajado y siempre enfocándote en lo positivo y dejando siempre un buen sabor de boca.

Errores a evitar a la hora de dejar un trabajo

Cambiar de empleo no es algo que se hace todos los días, y aunque lo hayamos hecho más de una vez, cada situación es diferente a las otras. Por esta razón, puedes cometer algún error y cuanto más conocimiento tengas de cuales son los errores más comunes, mejor podrás evitarlos.

A continuación, expongo los errores más comunes que cometemos al enfrentar una situación de cambio de trabajo.

    • Tomar una decisión precipitada

Puede ser que hayas sentido la necesidad imperiosa de salir corriendo y abandonar tu trabajo lo antes posible. Has sufrido presión por resultados, agotamiento, estrés incluso mooving. Todos hemos pasado por situaciones difíciles que nos han hecho pensar en irnos, pero luego, cuando te calmas, ves las cosas de otra manera y menos graves.

Sin embargo ha sucedido en muchas ocasiones que personas que se han visto en ese tipo de situación, han decidido romper de manera impulsiva y después se han arrepentido. Uno de los motivos es que no prepararon un plan de viaje y después se vieron sin otro trabajo, sin ingresos y sin la prestación de desempleo. Por ello, es muy importante, que como explico en el post cómo cambiar de trabajo, analices muy bien tu situación y estés preparado para tomar la decisión final.

    • No tener una plan claro

Es importantísimo contar con una estrategia o plan de acción adecuados a nuestras circunstancias. Porque si no, puedes encontrarte con dificultades para conseguir ese cambio que buscabas.  Investiga qué empleos  encajan con tu perfil, cómo desarrollar habilidades para optar a otros que puedan interesarte y de nuevo te remito  al post de cómo cambiar de trabajodonde podrás ver un ejemplo de estrategia a seguir.

    • Aceptar una oferta por un salario muy atractivo 

Aceptar una oferta de empleo conlleva valorar muchos aspectos: distancia de desplazamiento, proyecto, objetivos, etc., pero el salario suele ser lo más valorado. Es lógico que la remuneración sea un factor que pese mucho en la decisión pero también debemos tener en cuenta el resto de aspectos, Simplemente, no te ciegues por una atractiva masa salarial sin tener en cuenta otros factores que antes o después puedan pasarte factura.

    • No investigar todas las posibles alternativas de trabajo

El mercado laboral está cambiando mucho en los últimos tiempos en cuanto a la variedad y novedad de puestos de trabajo y responsabilidades a adquirir.  Ocurre con frecuencia que cuando decidimos buscar un nuevo empleo, tendemos a buscar el mismo cargo que ostentamos actualmente y por no investigar adecuadamente dejamos fuera algunas opciones que pueden resultarnos muy interesantes y donde nuestro perfil podría encajar mucho mejor y mejor podríamos desplegar nuestras competencias y obtener más satisfacción, desarrollo y éxito profesional.

Ahora ya tienes mucha información para que, a la hora de decidir cambiar de trabajo, sepas qué hacer y qué no hacer para tener éxito. Pero si necesitas más, aquí te dejo enlaces a otros post relacionados con este tema: 

Y tú, ¿has pasado por algo así? Cuéntanos tu experiencia en comentarios y suscríbete al blog!

Imagen de geralt en Pixabay

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!