En este momento estás viendo El perfil profesional en una oferta de empleo

El perfil profesional en una oferta de empleo

Cuando una empresa publica una oferta de empleo, aparte de la descripción del puesto y lista de las responsabilidades, también dibuja el perfil profesional de la persona que creen que mejor desempeñaría el cargo.

Descripción del perfil profesional: la carta a los Reyes Magos

En este punto llega el momento de soñar. O eso creo que debe pensar la empresa y los responsables de diseñar el perfil profesional. Y tal vez por ello, aquí surge un error de partida.

¿Por qué digo esto? Porque, por lo general, lo que hacen es escribir la carta a los reyes magos. O lo que es lo mismo, enumeran todo lo que desearían que esa persona tuviera en su haber profesional. Una suma de conocimientos, experiencia, formación, aptitudes y actitudes que permitan desempeñar el cargo con éxito. Pero se exceden.

Ese perfil confeccionado es tan extenso y tan poco realista que prácticamente nadie puede cumplirlo. Difícilmente alguien cuenta con tantas cualidades y experiencia en su haber. Y lo saben pero eso no les frena. Por si acaso suena la flauta ….

Muchos procesos de selección se cierran sin candidato por el perfil buscado

Si a esto le sumamos la manera de pensar como empresa reclutadora en España (como he comentado en otros post), si no cumples con todos esos requisitos que se han planteado, no sirves para el puesto. En consecuencia será poco probable dar con el candidato ideal (y nunca mejor dicho).

Por este motivo muchos procesos de selección se alargan en el tiempo. Bien porque, como decía, no encuentran al candidato, bien porque les lleva mucho tiempo dar con una aproximación al candidato ideal. Y cuando se dan cuenta, en ocasiones paran el proceso para re-definir el perfil para esta vez sí, poder encontrarlo.

procesos se cierran sin candidato

 

En mi caso, después de varias semanas o meses de haber empezado en un proceso de selección, me han comunicado que lo cierran sin haber seleccionado a nadie. A veces porque quieren re-pensar el perfil buscado, otras incluso re-diseñar el puesto en sí mismo.

El comportamiento de las empresas por el perfil buscado en una oferta de empleo

Del mismo modo que el reclutador analiza el todo de un candidato y saca conclusiones, de cualquier cosa que dice o hace dentro o fuera de la entrevista, como pueden ser sus gestos, su manera de expresarse, su seguridad, su lenguaje corporal, sus redes sociales, etc., nosotros mismos desde el lado de candidatos, deberíamos igualmente analizar y sacar conclusiones de este modo de actuar.

A mi parecer, me resulta un comportamiento un tanto infantil,  de no saben lo que quieren, de estar dando palos de ciego. Me da impresión de andar perdidos con esa actitud cambiante. Hoy dicen una cosa y mañana otra. Lo cual me viene a decir que no parece una empresa muy fiable para embarcarnos en un proyecto profesional con ella.

Sería perfecto que los candidatos lleváramos a cabo este paralelismo con la empresa que recluta. El problema es que a nosotros no nos sirve de nada más que para cerrarnos puertas.

Si tuviéramos varios puestos de trabajo esperándonos en la puerta, tal vez podríamos hacer ese tipo de evaluación y actuar en consecuencia. Pero desgraciadamente esa foto tan bonita no pertenece a nuestro mercado laboral. Las cifras de paro en España son estratosféricas y poco varían de unos años a otros. Y esto debería hacernos reflexionar también acerca de nuestro modelo, pero ese es tema de otro blog, o desde luego de otro post.

Perfil para una oferta de empleo y el talento no reconocido

Según datos de Adecco, en torno al 9% de las vacantes se queda sin cubrir y ocho de cada diez compañías reconocen tener dificultades a la hora de encontrar el talento que demandan.

Sin entrar al detalle del estudio (porque daría para analizar muchos datos cualitativos como tipología de empleos, cualificación, industrias,  etc.), son cifras que deberían hacernos reflexionar acerca de qué no estamos haciendo bien y qué podríamos hacer para cambiarlo.

Algo que he leído ya en varias ocasiones y con lo que no estoy de acuerdo, es con la idea de que en España falta talento y escasean las habilidades y competencias demandadas en la actualidad. En mi opinión ocurre todo lo contrario. Creo que los españoles tenemos mucho talento.

La aceleración de la digitalización está produciendo una alta demanda de perfiles técnicos que no da tiempo a cubrir. No hay tantos profesionales altamente cualificados Esto es una realidad. al igual que también lo es el bajo nivel de idiomas.

Pero, más allá de estos hechos objetivos y algún otro que podamos encontrar en estudios y análisis cualitativos, bajo mi punto de vista el problema también radica en que muy pocas empresas en nuestro país se preocupan de reconocer y desarrollar el talento o el potencial de los empleados, por ejemplo.

O como ya he dicho en otros post, tampoco dan importancia a las competencias que puedan tener los candidatos que entrevistan, más allá de lo que pueda decir su historial profesional. Porque si la habilidad existe y es fuerte, lo demás es cuestión de tiempo y formación en aquello que le falte. Ya sea candidato o empleado. Pero esto solo lo veo yo.

Llegados a este punto, creo que estoy entrando en materia de otro post, así que voy a dejarlo aquí para continuar con este interesante tema  en este otro post.

Pero tú, ¿qué piensas al respecto? ¿Estás de acuerdo con mi punto de vista o tienes otra opinión? ¿Quieres compartirla? 

Deja tus comentarios más abajo y suscríbete!

 

 

Imagen de Gerd Altmann

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!