En este momento estás viendo Expectativas salariales en una entrevista de trabajo

Expectativas salariales en una entrevista de trabajo

Esta es otra de las situaciones a mi juicio, injusta para un candidato. Ese momento en el que  normalmente en la última parte de la entrevista, te preguntan: ¿Cuáles son tus expectativas salariales? O bien: ¿en qué banda salarial te mueves?

Las expectativas salariales: una pregunta incomoda 

Personalmente, me parece una pregunta incómoda y bajo mi punto de vista no debería hacerse. O si se hace debería formularse desde otra perspectiva.

Y me explico: la situación que se produce la considero injusta para el candidato. Porque del lado de la empresa que selecciona, como bien sabemos, tratan de obtener toda la información posible acerca del candidato. Y hasta aquí, todo correcto.

Lo que no me parece tan correcto es cuando es el candidato quien quiere conocer algo más allá de lo obvio y se atreve a preguntar acerca del salario del puesto a cubrir, por ejemplo. Lo que con más probabilidad recibirá como respuesta será algo como : “en esta fase del proceso no podemos dar ese tipo de información». Lo cual quiere decir que tú no puedes hacerles la misma pregunta que ellos te hacen a ti pero te exigen una respuesta clara. ¿Injusto no?

Desigualdad de condiciones ante la pregunta de expectativas salariales

Ese tipo de respuesta por parte de la empresa es una manera sutil de decirte que por el momento solo eres un candidato más, Si posteriormente estiman que puedes ser considerado algo más brindándote la oportunidad de pasar de fase, obtendrás más información. Sin embargo y mientras tanto, ellos seguirán haciendo una radiografía detallada de ti, buscando cualquier detalle que consideren relevante para su análisis.

Dicho de otra manera: ellos pueden preguntar todo lo que crean conveniente y tienen que obtener respuestas claras. Aunque tú no puedes preguntar nada fuera de lo que ellos tengan estipulado.

La pregunta en sí y la situación que ésta crea para el candidato deja al entrevistado en inferioridad de condiciones. Le obliga a posicionarse a pesar de que ellos no harán lo mismo porque en raras ocasiones darán  la respuesta equivalente.

Puede ser que alguno de los que me estéis leyendo no compartís mi punto de vista, porque consideréis que la empresa es la que arriesga contratando y que eso les da derecho a hacer lo que mejor entiendan, Cualquier opinión será bienvenida en este espacio porque para eso ha sido creado. Estaré encantada de que compartáis un punto de vista diferente al mío y deseando leerlo en comentarios.

Responder a las expectativas salariales nos pone en situación de riesgo

Por otra parte, tú como candidato, respondas lo que respondas a esa pregunta, te estarás poniendo en situación de riesgo.

Si das una cifra y te excedes por la parte superior de la horquilla que ellos han diseñado, !¡mal! Si te quedas corto apuntando a una cifra por debajo de lo que creen un mínimo razonable, también mal. Porque entenderán que no te valoras lo suficiente o que realmente no vales lo suficiente. O peor aún, que estás tan necesitado por conseguir el puesto, que estarías dispuesto a aceptarlo a cualquier precio. Lo que significaría que no eres tan valioso.

Como a mí me molestaba mucho esta pregunta, cuando me la hacían en una entrevista siempre me iba por las ramas. No quería dar una cifra en concreto. Ellos insistían y yo en mis trece. Así que, al insistir yo respondía con otra pregunta que les molestaba más aún: “Si yo os preguntara qué banda salarial habéis fijado para este puesto, ¿me responderías?”  A lo que, por supuesto  ellos siempre respondían de manera tajante y molestos por el atrevimiento: “¡Claro que no!

¿Entonces?

El poder que ejercen las empresas preguntando por las expectativas salariales

Una vez más la empresa desde su trono, en situación y actitud de poder, pregunta lo que quiera saber de ti. Y desde esa posición, pueden percibir tu deseo o necesidad. Así que harán cuanto esté en su mano para que le des la respuesta que necesitan más pronto que tarde.

Cuando estás buscando trabajo, ya estás en inferioridad de condiciones frente a la empresa.

Estoy de acuerdo que es la empresa es la que contrata y paga el salario, por tanto es normal que tenga cierta ventaja en este juego. Eso podemos comprarlo todos.

Dicho de manera más exacta: la empresa es quien contrata y por tanto puede marcar las reglas del juego al menos al inicio. Pero esas reglas deberían ponerse sobre la mesa desde el principio. Y la partida debería jugarse en igualdad de condiciones, con honestidad y desde luego, con respeto al otro.

Esto quiere decir que no se debería presionar al candidato a responder a algo que la empresa utilizará en su contra, y más cuando ellos no van a hacer lo propio. Porque para el candidato esto es tanto como desvelar sus cartas al rival,  ya que la respuesta condicionará su permanencia en el proceso.

Mi objetivo es exponer el tema ofreciendo mi visión de forma clara para animaros a que opinéis y compartáis la vuestra. Así podremos sacar alguna conclusión de cuál puede ser la mejor manera de afrontar y responder esta pregunta.

¿Qué responder respecto a tus expectativas salariales?

Vaya por delante que no hay respuesta adecuada per se. Dependerá de los intereses y circunstancias de cada uno.

Seréis muchos los que queráis responder dando una cifra concreta por los motivos que sean y será perfecto así. Es una decisión personal.

Puede que tengas una cantidad pre-establecida por debajo de la cual no te interese el puesto y quieras exponerla para no perder tiempo ni hacérselo perder a nadie. Pero en el caso que no lo tengas así de claro, puedes decir algo de forma educada. Algo con lo que quedes bien sin que ello condicione tu continuidad en el proceso. Y esa respuesta puede ser algo de este tipo:

“el proyecto me parece muy interesante. La verdad que estoy en un momento profesional en el que estoy abierto/a a escuchar propuestas. No obstante, la parte económica nunca sería un impedimento porque, llegado el momento, si ambas partes estuviéramos de acuerdo en colaborar juntas, con toda seguridad, llegaríamos a un acuerdo”.

Ésta sería una respuesta válida con la que no te pones en situación de riesgo. No te pasas por encima ni por debajo de ninguna cantidad concreta, mostrándote abiert@, flexible, negociador, prudente, etc. Muestras interés pero en su justa medida y estás dando a entender que tú también tendrás que valorar unirte al proyecto o no, una vez tengas toda la información. Estarás mostrando aptitudes valoradas en un perfil profesional, aunque en este caso no van a ser tan apreciadas.

Éste es un ejemplo más del poder que ejercen las empresas sobre los candidatos. Por este motivo y porque no me gusta, he querido hablar de ello. Porque es una de esas situaciones que debería corregirse y equilibrarse.

¿Cómo debería preguntarse por las expectativas salariales de forma más equitativa?

Si la empresa o reclutador  no puede desvelar la propuesta económica de la oferta, podría preguntar sutilmente y explicarte: “en esta fase del proceso no podemos desvelar la banda salarial. No obstante, hemos fijado una horquilla, que  en función de la experiencia del candidato finalista podremos cerrar. ¿Tienes alguna expectativa salarial que quieras avanzarnos  o algún requisito que para ti sea innegociable, en el caso que  fueras  el candidato finalista?

Algo en esta línea me parece razonable, justo y respetuoso. La empresa viene a preguntar si quieres decir algo al respecto. Si tienes una cantidad determinada por debajo de la cual, no dejarías la silla que ocupas en estos momentos.

Planteando así, te dan la opción de responder o no. De exponer algún requisito que para ti sea importante a la hora de aceptar una oferta. Pero no presionan para obtener una respuesta con la excusa amenazante de ser condición indispensable para tu mantenerte en el proceso como tantas veces he me han dado a entender.

Digamos NO a este tipo de prácticas!

Y tú, si eres un profesional de la selección y entrevistas del lado de la empresa ¿Qué piensas de este asunto? Qué opinión tienes al respecto? Compártela!!

Y tú? Has pasado por algo parecido? Has tenido una mala experiencia en algún proceso de selección? Has sufrido  malas praxis en procesos de selección?? Cuál ha sido tu caso?  Cuéntanoslo!

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!