En este momento estás viendo Introducción y Objetivos del Blog

Introducción y Objetivos del Blog

Este blog nace con la intención de crear un espacio donde compartir y exponer las malas experiencias que viven los candidatos después de inscribirse en una oferta de empleo o haber sido entrevistados.

A lo largo de los años he vivido y visto situaciones que me han hecho reflexionar sobre varios aspectos que considero muy mejorables en el ámbito empresarial. Aplican a diferentes áreas dentro de una empresa y en general. a la cultura organizacional de nuestro mercado. Hay prácticas muy arraigadas en nuestra cultura, que, a mi modo de ver, deberían ser desterradas. Motivo por el cual, escribiré acerca de todo ello más adelante.

No obstante, para empezar a escribir, he querido poner el foco de atención en los procesos de selección. Área  que da para hablar largo y tendido, por las malas prácticas que se vienen produciendo desde hace mucho tiempo. Yo misma las conozco bien porque las he sufrido en primera persona..

Debo destacar, el hecho de que estas situaciones de malas prácticas, han pasado a ser tan habituales para todos nosotros que, erróneamente hemos llegado a normalizarlas. Algo que deberíamos cambiar lo antes posible por el bien de todos.

Malas prácticas en procesos de selección

Los últimos años he conocido muchos casos en los que una empresa en busca del profesional adecuado no actúa correctamente de cara a los candidatos. No actúa bien en alguno de los aspectos o fases del proceso de selección. Pero no pasa nada porque las empresas actúan desde una situación de poder. Y como nunca pasa nada, sigue ocurriendo de manera recurrente y habitual.

Esto ocurre casi con cualquier tipo de empresa, ya sea grande, pequeña o mediana. No importa el tipo, el tamaño, la marca o el sector. Conozco casos con empresas de diferentes tamaños. Y yo misma lo he vivido una muy mala experiencia con una de las grandes marcas multinacionales de RR.HH. Una de esas empresas con mucha teórica cultura corporativa, mucha inversión en aquel “employer branding” y mucha propaganda de unos supuestos valores humanos que en realidad muy poco practican.

Con este punto de partida quiero ayudar y promover que se produzcan cambios positivos.

Cambios en los procesos de selección

Quiero crear una plataforma donde  exponer y también por qué no, denunciar (desde el respeto),  estas malas prácticas. Y como la unión hace la fuerza, quiero formar un grupo de presión lo suficientemente consistente como para influir y generar CAMBIOS POSITIVOS.

Se trata de hacer visible el problema. De crear conciencia en las mentes corporativas de la necesidad de corregirlo, apostando por un modelo de relación más equitativo que pueda dar lugar a un escenario más competitivo. 

Vivimos en la era del poder del consumidor sobre las marcas

Internet ha democratizado el mercado en todos los aspectos. Y en particular, las redes sociales por su vertiginoso poder de exponer y difundir lo que antes quedaba oculto.

unirse por una causa 1

Por su capacidad de viralizar, con la cual cualquier mensaje puede recorrer el planeta en tan solo unos minutos. Sin olvidar su infinita capacidad para influir. Cualquier opinión negativa de una marca o producto, puede influir hasta tal punto, que puede poner patas arriba cualquier empresa en un corto espacio de tiempo.

Éste fue el caso de la marca  americana de ropa GAP cuando decidió cambiar su imagen corporativa. Su nuevo logotipo tuvo tan mala acogida entre su público y generó tantos mensajes negativos en redes sociales, que la compañía se vio obligada a rectificar al verse sobrepasada por toda una avalancha de críticas. Este es solo un ejemplo.

Así que, te propongo utilizar las sinergias que se crean cuando las personas nos unimos por una buena causa junto al poder que nos brindan las redes sociales para conseguir mejoras en los procesos de selección.

redes sociales para conseguir cambios en procesos seleccion

Aspectos a mejorar en los procesos de selección:

  • Que se eliminen esas barreras de poder entre seleccionador y candidato
  • Que no se trate a los candidatos como mercancía u objetos de usar y tirar.
  • Que no se creen situaciones que ponen al candidato en inferioridad de condiciones, más aún cuando el reclutador percibe su interés por el puesto
  • Un ejemplo del punto anterior: hacer preguntas personales en una entrevista de trabajo, que nada tienen que ver con el desempeño profesional, pero que la empresa utiliza a su favor y en contra del candidato
  • Que no se realicen entrevistas bajo presión, tratando de sacar lo peor de la persona entrevistada
  • Que se informe al candidato de la evolución del proceso y de su permanencia o no en él.
  • Que la empresa cumpla lo que dice a la hora de llamar para dar feed back del proceso o en su defecto, informe de los cambios o retrasos que se hayan podido producir
  • En resumen, que se hagan patentes unos «supuestos derechos» del candidato.

Objetivo: Empoderar a los candidatos en los procesos de selección!

Seguro que la lista es más larga. Por este motivo me encantaría que compartieras tu opinión, aportando más ideas.

Únete para que logremos entre todos empoderar a los candidatos frente a las empresas! ¡

Suscríbete y deja tus comentarios!!

Imágenes de Gerd Altmann y Biljana Javanovic en pixabay

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!