En este momento estás viendo Orientación laboral

Orientación laboral

Se trata de una disciplina profesional a mitad de camino entre los RRHH y la psicología que nos ayuda a potenciar nuestras capacidades profesionales para aprovechar las oportunidades del mercado laboral. Empezó a utilizarse en el ámbito de la educación y después fue implementándose en el ámbito profesional.

Qué es y cómo funciona la orientación laboral

Lo que hace un orientador laboral es analizar nuestro historial profesional por un lado y las demandas del mercado de trabajo, por otro, y con ello se rehace el curriculum con el contenido y mensajes que mejor pueda asimilar el mercado laboral. Se trata de adaptarlo para su encaje y case con los requisitos que demandan las empresas hoy día.

La orientación laboral también ayuda a quienes quieren cambiar de trabajo pero no saben muy bien cómo hacerlo, ni por dónde empezar.

En cualquiera de los casos, el objetivo principal de la orientación laboral es conseguir que la persona pueda tener una vida laboral lo más satisfactoria posible. ayudando a la persona a encaminar sus objetivos laborales, tomando mejores decisiones.

  • Nos hará saber a qué tipo de empleos podemos optar, qué nos falta para optar a otros, qué debemos potenciar y destacar en el curriculum, cómo presentarlo e incluso, qué eliminar.
  • Del mismo modo, nos señalará la formación que necesitaremos para desarrollar nuevas competencias o potenciar las que ya tenemos completando así nuestro perfil profesional y ampliando la esfera de oportunidades profesionales.  a nuestro alcance.
  • También nos preparará para defendernos en las entrevistas de trabajo y poder pasar con éxito los procesos de selección.

¿Qué son las competencias profesionales?

Las competencias son el conjunto de conocimientos, habilidades y actitudes que ejercidas en el ámbito profesional ofrecen un resultado mejor de desempeño para un puesto de trabajo. Hablamos de:

  • conocimientos, aptitudes o competencias técnicas
  • habilidades o competencias metodológicas
  • actitudes y modos de comportamiento ante determinadas situaciones
  • competencias relaciones e interpersonales

El aprendizaje es un elemento de gran importancia para el desarrollo de competencias. Los conocimientos y habilidades se adquieren mediante la formación y la experiencia en el puesto de trabajo, mientras que las actitudes relacionales se practican y desarrollan en todos los ámbitos de la vida, como la empatía..

Aspectos fundamentales en orientación laboral

Independientemente del puesto de trabajo al que queramos optar, debemos tener en cuenta una serie de elementos que nos permitirán sacar mayor partido a la orientación laboral y son los siguientes:

  • Tener un objetivo claro.
  • Conocer lo que demanda el mercado laboral.
  • Conocer muy bien cuál es nuestro perfil profesional, qué habilidades nos definen y nos hacen destacar a la hora de presentarnos al mercado
  • La motivación. Los expertos afirman que es un aspecto fundamental para las empresas. Aunque yo discrepo.

Y discrepo porque, como muchas veces he expresado, los reclutadores podrán tener en cuenta tu motivación siempre que cumplas con los requisitos del puesto o dudan entre dos candidatos. Pero si no cumples con lo básico para ejercer el cargo, la motivación por sí sola, no te llevará a conseguir el empleo.

Influencia del mercado laboral en la orientación laboral

La globalización de la economía y el desarrollo tecnológico han dado lugar a q que el mercado laboral  sea más dinámico, creando nuevos tipos de empleos según van creándose nuevos productos, servicios y necesidades.

Estos dos acontecimientos han derribado barreras territoriales y profesionales, incrementando la necesidad de flexibilidad, así como la movilidad territorial y/o funcional. Por ello, en los últimos tiempos han surgido nuevas formas de organizar el trabajo y controlar el desempeño del trabajador.

Por otra parte, hoy en día el mercado laboral no siempre es capaz de absorber la gran demanda de  trabajadores en busca de empleo, lo que da lugar a que muchos profesionales, incluso los más cualificados, pueden tener serios problemas para encontrar un puesto de trabajo. Éste ha sido mi caso como el de tantos otros profesionales.

Y en este sentido, la orientación laboral es fundamental, ya que nos ayuda  a orientar nuestra trayectoria profesional fijando unos objetivos que nos permitan tomar mejores decisiones y conseguir el puesto de trabajo deseado o aquel que más se le parezca.

Qué incluye un proceso de orientación laboral: fases

Aunque el método puede variar dependiendo del orientador y de las necesidades del profesional que busca sus servicios, podemos hablar de fases en cualquier proceso de orientación laboral que podemos definir como sigue:

  1. Elegir un camino profesional

Es muy frecuente que la persona que acude necesita los servicios de un orientador no sepa siquiera hacia dónde quiere encaminar su futuro profesional: área laboral, sector, tipo de trabajo, empresas objetivo, etc. Para ello, resulta necesario 2 área de actuación por parte del orientador: empujarle a conocerse mejor y ponerle al días de las características del entono laboral al que se enfrenta. Ello dará como resultado ubjetivo claro.

  1. Rehacer el curriculum

Una vez fijado el objetivo de hacia dónde dirigir su vida laboral, uno de los primeros pasos que se suelen seguir adaptar el curriculum al área laboral (y al puesto de trabajo) deseado. También podrán crearse diferentes versiones del curriculum si se puede o quiere optar a diferentes salidas profesionales.

  1. Orientar para la búsqueda de empleo en RRSS

Con las nuevas tecnologías aplicadas al ámbito laboral, éste es uno de los aspectos que más se trabaja en las sesiones de orientación laboral, y aunque se revisen todas ellas,  especialmente se trabaja el perfil profesional y la búsqueda en LinkedIn.

  1. Plan de búsqueda 

Como todos sabemos, hoy días buscar empleo supone un trabajo en sí mismo, ya que requiere constancia, dedicación y tiempo.

Y como en muchos casos, debido al perfil profesional del candidato y a los sectores o mercados a los que dirigirse, encontrar un empleo puede llevar meses. Aquí, la labor del orientador debe ser tratar de agilizar el proceso pero también preparar al demandante para el proceso el proceso en sí,  planificando las fases y tareas cómo seleccionar empresas con las que contactar,  poner alertas en páginas de búsqueda de empleo, etc.

  1. Entrenamiento práctico

Este es uno de los puntos más valorados. Consiste en preparar al cliente para hacer frente a entrevistas de trabajo, las preguntas comunes, las más difíciles, las preguntas trampa, test de conocimiento, pruebas psicológicas, etc. Un entrenamiento cuya práctica te llevará a hacer las entrevistas cada vez mejor y conseguir el tan ansiado empelo buscado.

  1. Seguimiento y feedback

Ésta es la última fase del proceso. El candidato compartirá con su orientador su experiencia durante la puesta en práctica de todo lo aprendido hasta la fecha. Así, se procederá a corregir posibles errores, corregir el método aplicado, preparar situaciones que no se hubieran previsto y reforzar mensajes sobre los aspectos más importantes.

En esta fase cobra especial importancia la labor psicológica del orientador, ya que su principal tarea en este momento es actuar como un auténtico  coach  mentor. Quitar importancia a alguna posible mala experiencia, y ante el desánimo que a veces ocurre, motivar al profesional para retomar la búsqueda con nuevas energías y “pilas cargadas”.

¿Necesitas orientación laboral?

Ahora ya conoces todos lo relativo a esta disciplina y sólo tienes que decidirte. Ánimo y a por ello!

Y tú,  ¿has pasado por este proceso? Alguna vez has utilizado el servicio de estos profesionales o lo estás pensando? Cual ha sido tu experiencia?

Deja tus comentarios y suscríbete al blog!

Imagen de Geralt en Pixabay

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!