En este momento estás viendo Preguntas personales en una entrevista de trabajo

Preguntas personales en una entrevista de trabajo

Hacer preguntas personales en un entrevista de trabajo es un hecho «muy frecuentes» que no debería producirse. Un ejemplo mas de malas prácticas de selección que debería corregirse.

¿Por qué se hacen preguntas personales en una entrevista de trabajo?

Siempre me ha parecido muy cuestionable que se hagan determinadas preguntas en una entrevista de trabajo. Edad, edad disfrazada de año de nacimiento, estado civil, si tienes hijos, cuantos, sus edades, si piensas tener más hijos, etc. Y esto ocurre de manera más acentuada si eres mujer.

¿Por qué ocurre esto? Y mejor aún ¿por qué los candidatos nos prestamos a este juego respondiendo estas preguntas? Deberíamos negarnos pero el problema radica en que nos interesa el puesto y accedemos a responder por miedo a ser eliminados de la ecuación. 

Es obvio que es la empresa la que oferta el puesto, la que paga el salario y la que más arriesga seleccionando a una persona que puede resultar no ser apta. Pero igual de cierto o más es afirmar que poca o ninguna relación parece tener la idoneidad del candidato con ciertos aspectos de su vida personal. Y llegados a este punto, yo me pregunto lo siguiente:

¿Son competentes los responsables de selección?

La labor de un responsable de selección es la de seleccionar al candidato idóneo: dícese de aquel profesional capaz de obtener los mejores resultados de la forma más eficiente, sean cuales sean las circunstancias. Presuponiendo además, que ningún asunto fuera del ámbito profesional interferirá en el desempeño de sus funciones y/o la obtención de resultados (sin contar desgracias personales, claro está). 

chica pensando 1

A los responsables de selección se les supone cierta psicología. Por tanto deberían ser capaces de crear el clima adecuado para obtener la información que buscan de nosotros sin que prácticamente nos demos cuenta. Y es en este punto en el que yo me pregunto si los responsables de selección son tan competentes como se les supone. 

Deberían poner en práctica su supuesta destreza para dirigir la conversación al punto donde quieran llegar.  Y deberían hacerlo de un modo tan natural que sean capaces de conseguir las respuestas que buscan. Ya sea  de forma verbal o simplemente con leguaje corporal.

Los profesionales de selección tienen, supuestamente, recursos para  indagar en la mente y personalidad del candidato de manera tan sutil que ni éste se diera cuenta, o que lo hiciera cuando ya sea demasiado tarde. Pero en lugar de utilizar técnicas de este tipo, lo que hacen en la mayoría de los casos es recurrir a las preguntas directas e incómodas.

Como esta cuestión de poner en tela de juicio la competencia de algunos responsables de selección, da para mucho, prefiero dejarlo y desarrollarlo con más profundidad en otra ocasión.

El poder que ejercen las empresas con preguntas personales en una entrevista 

Siguiendo con el hilo central de este post, el hecho relevante a mi modo de entender, es que el reclutador se permite hacer cualquier tipo de pregunta porque, tal y como me refiero en varias ocasiones, se siente en situación de poder. Son ellos los que tienen «la sartén por el mango«, son ellos los que pagan el salario, los que eligen y por tanto, los que deciden. Y es precisamente por este motivo, que se creen con derecho a “abusar” a la hora de preguntar sobre aspectos que no tienen nada que ver con la capacidad profesional. Se colocan en posición de superioridad y ejercen el poder.

Este asunto del poder es otro tema que da para mucho, por lo que ahora solo trato de poner de manifiesto el hecho de que no tenemos obligación de responder a este tipo de preguntas si no nos sentimos cómodos. Podemos responder de manera correcta con un “esto queda fuera del ámbito profesional» . O bien «ese tipo de asuntos nunca han interferido en el desempeño de mis funciones y por tanto tampoco influirían en este caso.  Chimpun!

Candidatos empoderados ante preguntas personales en una entrevista

¡Demos la vuelta a este tipo de situaciones! Acabemos con la costumbre de reforzar el poder que ejercen las empresas, respondiéndoles inseguros o con miedo. Cambiemos el curso de las acontecimientos y seamos nosotros los que tomemos al menos, parte del poder que ejercen las empresas.

¿Acaso no dicen a día de hoy que las personas son el mayor capital de una organización? Desde luego ese es el mensaje que actualmente nos venden. Pues deberían preocuparse por tratar con más respeto, a sus potenciales futuros empleados.

Digamos NO a este tipo de preguntas!! Digamos NO a este tipo de prácticas!

Y tú? Has pasado por algo parecido? Has tenido una mala experiencia en algún proceso de selección? Has sufrido  malas praxis en procesos de selección?? Cuál ha sido tu caso?  Cuéntanoslo!

Deja tus comentarios más abajo!

Imágenes de Robin Higgins en pixabay

Esta entrada tiene 2 comentarios

  1. Susana Martín

    Hola Sara, muchas gracias por dejar tu comentario y contar tu experiencia. Cuando estamos en una entrevista por un puesto que os interesa, nos sentimos intimidados y no nos atrevemos a no responder ese tipo de preguntas pero deberíamos hacerlo. Deberíamos decir que eso no tiene nada que ver con nuestra trayectoria y capacidad profesional para desempeñar el cargo en cuestión. Pero lamentablemente, tal y como digo en varias ocasiones, las empresas se aprovechan de su situación de poder para obtener lo que quieren de un candidato. Entiendo perfectamente tu sentimiento pero no te sientas mal por personas arrogantes y poco profesionales. Hay muchas. Sólo quisiera decir que si vuelves a verte en una situación parecida, de muy buenas maneras y con una sonrisa, responde que eso no guarda relación con tu capacidad profesional. No obstante, estoy segura que este tipo de actuaciones tiene los meses contados. Tiene que acabar y lo haremos entre todos. Un abrazo.

  2. Sara

    Yo tuve una experiencia desagradable en la entrevista para trabajar en una asesoría.
    La entrevistadora con actitud de desdén desde el principio.
    entre otras preguntas personales me preguntaron por la profesión de mis padres. Le respondí y su cara de asco me dolió en el alma por el menosprecio hacia mis padres: ama de casa y agricultor. Y no, no dije nada :(
    También mintieron con que siempre llaman a los candidatos para el feedback.
    Salí de allí humillada y aún hoy me duele.

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!