En este momento estás viendo Las pruebas de selección de personal

Las pruebas de selección de personal

¿Qué son y para qué sirven las pruebas de selección de personal?

Son métodos objetivos y estandarizados que usan las empresas en los procesos de selección con la finalidad de conocer mejor a cada candidato, tanto en el plano personal como profesional.

Estas pruebas aportan a los reclutadores información adicional a la que reciben a través de nuestro  curriculum o en una entrevista. Ponen luz a las aptitudes, la personalidad y motivaciones.

se rigen por parámetros que evalúan la idoneidad del candidato y se basan en la competencia: la capacidad de la persona para el desempeño del cargo. Por tanto resolverán la incógnita de quién resultará el candidato más competente para el puesto.

Evidentemente, se dará prioridad a uno o a otro parámetro en función del tipo de cargo que se va a cubrir.  Por ejemplo, en unos casos se  valorará la capacidad de toma de decisiones y proactividad y en otros todo lo contrario, porque el tipo de cargo y responsabilidades requiere de un trabajador más obediente.

Qué miden las pruebas de selección de personal

Las pruebas de selección de personal deben permitir a los reclutadores medir aspectos que consideran clave en el perfil profesional y personal del individuo a seleccionar para el cargo. Estos parámetros a evaluar pueden ser alguno de los siguientes:

  • Comunicación
  • Capacidad para tomar decisiones
  • Resolución de problemas
  • Planificación y organización
  • Trabajo en equipo
  • Liderazgo
  • Negociación y persuasión
  • Actitud.
  • El carácter
  • Motivación
  • La experiencia
  • Capacidad de adaptación
  • Inteligencia
  • Conocimiento
  • Aptitud y destrezas
  • Cualidades únicas de personalidad
  • Integridad

La importancia de realizar pruebas de selección de personal

Para una empresa, contratar a la persona equivocada supone una pérdida considerable de tiempo y recursos. Por lo tanto, contar con pruebas de selección de personal ayuda a reducir el riesgo de equivocarse en la elección de un candidato.

Entre las ventajas de utilizar este tipo de pruebas, encontramos las siguientes:

  • Son objetivas
  • Enriquece la entrevista personal, ya que en ellas se utilizarán los resultados de las pruebas, de modo que las preguntas se dirigirán a las cuestiones que más interesen.
  • Garantiza que los candidatos tengan los rasgos, habilidades y comportamientos esperados. Una vez hayas determinado cuáles son los criterios imprescindibles, puedes enfocar las pruebas para medir la idoneidad de los aspirantes.
  • Permiten aumentar la productividad de la organización midiendo y seleccionando a los profesionales más capacitados. Algunos estudios revelan que los empleados que han pasado por pruebas de selección, permanecen más tiempo en la empresa, lo que se traduce en beneficio para ambas partes.

Tipos de pruebas de selección de personal y sus funciones

La empresa quiere valorar rasgos de los candidatos cruciales para el desempeño del puesto, como pueden ser;  la actitud, el carácter, la motivación, así como su capacidad de adaptación, su experiencia y su inteligencia. Para ello, podrá realizar distintos tipos de pruebas:

Pruebas profesionales de selección de personal 

Las pruebas profesionales, también conocidas como pruebas de conocimiento, son ejercicios en los que el candidato debe ejecutar tareas o responsabilidades que formarían parte de su día a día en el puesto al que opta. El objetivo de este tipo de pruebas es evaluar los conocimientos, la experiencia del candidato, y su destreza a la hora de ejecutar las tareas más importantes.

Por ejemplo, una prueba profesional para optar a un puesto de gestor de proyectos consistiría en ofrecer y asignar correctamente tareas o funciones a los miembros del equipo o a proveedores. También entraría dentro de esta categoría, por ejemplo, un test de idioma cuando el puesto requiera relacionarse o reportar en otra lengua.

Tests de personalidad 

Estas pruebas consisten en preguntas de tipo personal y buscan obtener información sobre el carácter y la personalidad del aspirante con la finalidad de comprobar su adaptabilidad a las exigencias del puesto y la cultura de la empresa.

Los resultados de estos tests serán más o menos decisivos en función del puesto del que se trate, llegando a ser imprescindibles en algunos casos. El puesto también será determinante para un determinado tipo de rasgos a los que el seleccionador dará prioridad. Podemos destacar para un puesto de atención al cliente rasgos como la simpatía y la sociabilidad y la templanza.

También existen rasgos que son valorados para casi cualquier puesto, como pueden ser la estabilidad emocional, la empatía o la capacidad de adaptación.

Existen dos tipos de pruebas de personalidad: las introspectivas y las proyectivas. En las introspectivas, se plantea al aspirante al puesto una serie de preguntas con respuestas cerradas, entre las que él debe elegir la que más se adapte a su persona. Las pruebas proyectivas plantean situaciones abiertas para que a través de las respuestas o soluciones que aporte el candidato, quede patente su personalidad.

Los tests de personalidad sirven para estudiar al candidato desde el punto de vista psicológico y  para evaluar las capacidades intelectuales. Suelen consistir en problemas y generalmente cuentan con un límite de tiempo. El objetivo es valorar su inteligencia, atención, agilidad mental o su capacidad para trabajar bajo presión.

Este tipo de Pruebas también se conocen como tests de inteligencia o de aptitudes. Cuestionarios que se realizan con un límite de tiempo, en los que hay que seleccionar una de las opciones que se plantean. Sirve para valorar aspectos como la percepción, la atención, la memoria, la agilidad mental, el comportamiento bajo presión, la aptitud espacial y el coeficiente intelectual.

Dinámicas de grupo 

Las dinámicas de grupo son pruebas de selección grupales en las que se cita a varios candidatos a la vez y se les plantea una situación concreta a resolver. El reclutador puede escoger si cada uno pondrá en común la solución de manera individual y tendrá que convencer al resto de que su idea es la mejor. En este caso medirá entre otros rasgos, el liderazgo además  de los roles que desempeña cada individuo dentro del grupo.

Pruebas de conocimiento

Mediante ejercicios se evalúan los conocimientos que tiene el candidato respecto al unas funciones o responsabilidades. Por ejemplo, si la entrevista es para un puesto de programador informático, la empresa puede plantear un ejercicio que requiera programar en un lenguaje específico que se solicitaba en la oferta de trabajo.

Centros de Evaluación o Assessment centers

Los centros de evaluación son un fenómeno relativamente nuevo en España, pero  cada vez más habitual.

No son lugares físicos, sino un conjunto de pruebas de varios tipos, tanto de índole individual como grupal. que permiten determinar quién es el candidato más idóneo para el cargo. Son consideradas como una de las pruebas más fiables, sobre todo en puestos de alto nivel.

Las tareas individuales pueden variar desde entrevistas personales hasta pruebas estandarizadas que tienen el objetivo de comprobar si el candidato es el idóneo y por qué, en base a una serie de criterios establecidos y medibles.

En las tareas de grupo, los aspirantes trabajan conjuntamente en el mismo ejercicio, lo que permite a la empresa compararlos y evaluar sus habilidades sociales y los roles que asumen trabajando en equipo.

Los centros de evaluación son útiles no solo en procesos de selección. Hay empresas que los utilizan  para promover el desarrollo de sus empleados.

Pueden realizarse dentro de la empresa o llevarse a cabo con asesores externos como psicólogos expertos en relaciones laborales.

Cómo deben ser unas buenas pruebas de selección de personal 

Es importante la forma de hacer y presentar las pruebas de selección por parte de la empresa o reclutador porque influirá en los candidatos para que se sientan en confianza y puedan mostrarse  tal y como son. Aquí enumeramos algunas características que deben cumplir unas pruebas de selección

  • Ser claras en las indicaciones para que no haya a dudas a la hora resolverlas y por tanto el resultado sea veraz.
  • Debe tratar a todos los candidatos por igual.
  • Debe ofrecer al candidato el tiempo necesario para realizarlas.
  • No deben incluir demasiadas pruebas de modo que no se sobrecargue a los candidatos.
  • conviene resolver las dudas en alto para que todos tengan los mismos datos.

Ve preparado/a a las pruebas de selección de personal que aplican las empresas

Conocer el tipo de empresa e investigar sobre cómo son sus procesos a través de posibles contactos que trabajen o hayan trabajado en la organización puede ayudar a conocer cómo pueden ser. Por ejemplo, saber si se utilizan nuevos formatos de entrevista o de selección.

Como candidato se debe hacer un buen ejercicio de autoconocimiento e identificar tus competenciashabilidades y rasgos de personalidad predominantes. Esto sirve para enfrentarse a cualquier proceso de selección.

Sabiendo el tipo de trabajo al que optas y el tipo de tareas que requiere y teniendo claro que eso es lo que quieres para ti,  es fundamental  verificar que posees las competencias necesarias para poder desempeñarlo con éxito. Si concluyes que no estás realmente preparado, deberás tomar acción al respecto y capacitarte lo suficiente para conseguir el perfil idóneo, formándote en todo lo necesario  y desarrollando habilidades o conocimientos necesarios y valorados para el puesto.

Investiga, prepárate, autoevalúate y fórmate. Después vuelve a evaluarte. Así hasta que consigas estar a la altura.

Y tu, ¿has pasado por este tipo de pruebas en algún procesos de selección? ¿Qué te pareció? ¿Las superaste? Cuéntanos tu experiencia! en comentarios.

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!