En este momento estás viendo Qué decir en una entrevista de trabajo

Qué decir en una entrevista de trabajo

Como bien sabemos ya, la entrevista provoca cierta tensión para ti como candidato porque suele ser una situación en la que optas a un puesto que te interesa, quieres hacerlo bien y ser el/la elegid@

Y para hacerlo bien, aparte de conocer bien tu curriculum y saber presentar tu historial profesional, debes preparar la entrevista  muy bien. Esto implica, entre otras cosas,  buscar información de la empresa, de lo que puede requerir el puesto al que optas,  prepararte las preguntas más habituales de cualquier entrevista, incluso las que no debes responder, en el caso que te preguntaran (consulta estos post acerca de preguntas personales  y preguntas ilegales en una entrevista de trabajo).

Qué decir o hacer en una entrevista de trabajo: lo básico

El propósito de la entrevista de trabajo es que el seleccionador te conozca para evaluar tu encaje en el puesto y la organización. Por tanto, es muy importante causar una buena impresión desde el principio.

  • Saluda cordialmente y agradece el contacto e interés
  • A continuación, rompe el hielo iniciando una conversación trivial: como has llegado, lo bonitas que son las oficinas, etc.
  • Será bienvenido si mencionas alguna noticia relacionada con la empresa, algo que denote interés.
  • Una sonrisa siempre será bienvenida.
  • Cuando el reclutador empiece a preguntarte, responde de forma concisa pero evitando monosílabos. Mejor usar respuestas más largas, con frases que empiecen y terminen.
  • Si te preguntan por alguna experiencia de trabajo, se concreto pero añade alguna anécdota que aporte algo a la historia.
  • Usa lenguaje profesional
  • Muestra entusiasmo e interés por el puesto
  • Muéstrate disponible y flexible
  • Demuestra seguridad en ti pero de forma natural, sin parecer arrogante
  • Haz preguntas relevantes para el puesto
  • Agradece el tiempo dedicado al finalizar el encuentro

Qué decir en una entrevista de trabajo y como responder: lo importante

Después que hayas contado al entrevistador tu trayectoria profesional y hayas respondido a las dudas que le surgieran en torno a tu experiencia, puede pasar a otra tanda de preguntas muy comunes en nuestros días que son más abiertas. Aquí el reclutador busca valorar otra serie de aptitudes y capacidades en ti y será muy importante que sepas responder de forma adecuada.

Como ya hicimos en el post de las preguntas más difíciles de una entrevista, vamos a listar y hacer un resumen de las preguntas típicas que con mucha probabilidad el seleccionador te formulará con el fin de hacerse una idea más completa de tu perfil. Así podrá valorar de forma más certera tu encaje en el puesto y la organización.

«Hablar de ti»

Una pregunta que no resulta cómoda para un candidato. Se trata de una pregunta abierta en la que este puede expresarse con libertad y contarle al entrevistador los asuntos más destacados de su vida académica o profesional, pero también aspectos más personales, siempre que guarden una relación o impacto en el ámbito profesional, aportando en positivo.

Es una oportunidad que puedes aprovechar para venderse y destacar frente al resto. Para ello tendrá que responder algo que quede grabado en la mente del reclutador. Piensa en algo que sea realmente diferencial y de valor.  Así que es recomendable que ilustres tu respuesta con una experiencia profesional exitosa pasada. Si aún no cuentas con mucha experiencia profesional, piensa en logros académicos pero sobre todo alguna habilidad valiosa aplicada al trabajo.

Explica por qué estás a la altura del puesto 

Explica por qué eres un gran candidato. Si conoces bien el sector de actividad, podrás explicar mejor cómo desempeñarías bien tu trabajo. Si no fuera el caso, trata de alinear tu experiencia y capacidades con los requisitos solicitados para este cargo. Da ejemplos de experiencias, aprendizajes y los logros que has tenido en el pasado. Eso sí, busca la forma adecuada de relacionar con el puesto al que optas.

Cómo hablar de tus habilidades y experiencia

Para hablar de tu experiencia, no se trata de recitar tu curriculum como una máquina, si no, más bien de saber contarlo de forma que le suene muy bien a tu interlocutor, dando vida a tu experiencia, haciendo ver al entrevistador que eres el mejor candidato para ese puesto.

Y deja claro que sabes muy bien de lo que hablas, que conoces muy bien lo qué es lo que hay que hacer en ese puesto , haciendo gala de tus habilidades.

Si aún no tienes mucha experiencia o estás haciendo un cambio de carrera, muestra  inteligencia, visión, capacidad de adaptación y aprendizaje.

Explica cómo puedes aportar valor 

Si has preguntado o el reclutador te ha hablado de los objetivos del puesto, puedes aportar ideas de cómo podrías ayudar a conseguir buenos resultados. Apóyate en alguna fortaleza o conocimiento que pueda ayudarte a explicar mejor este valor que aportas.

Expón tus logros pasados

Esta es una cuestión cuya respuesta debes preparar previamente si quieres salir triunfante. Piensa en logros que puedan tener relación con el puesto al que estás optando y aprovecha a dar detalles que justifiquen tu implicación y valía.

Si te preguntan por tus puntos débiles

En el caso de las debilidades, el entrevistador espera escuchar una respuesta útil y veraz, por lo que respuestas típicas como «soy  muy perfeccionista» no serán bienvenidas y te harán perder valor ante el seleccionador. Tal y cómo explico en el post  hablar de tus debilidades en una entrevista, debes explicar una cualidad tuya que no se te de del todo bien (que no sea primordial para el puesto al que optas), y que puedas explicar cómo corregiste superarla o estás trabajando en mejorarla.

¿Y tu mayor fracaso?

Lo importante aquí es evaluar cómo te enfrentas a los retos, cómo gestionas el fracaso y por tanto, tu capacidad de resiliencia ante los problemas del día a día. También evaluarán el nivel de estrés que puedes manejar y cómo la gestionas.

Sé honesto en tu respuesta. Resalta lo que aprendiste de esa situación mostrándote responsable de lo sucedido sin culpar a nadie más. Aprovecha para explicar qué aprendiste.

Por qué deberían contratarte

En este caso la respuesta es sencilla: “Soy la mejor persona para desempeñar esta responsabilidad”.  Pero eso sí, te toca explicar por qué motivos, entre ellos, qué vas a aportar y qué aspectos te diferencian de otros aspirantes.

Cómo resuelves problemas

Este es un aspecto que valora mucho cualquier empresa. Así que es importante que sepas explicar y argumentar acerca de ello. Explica que cuidas todos los detalles, y con cada proyecto planteas diferentes escenarios con sus circunstancias particulares, de modo que puedes anticipar posibles escenarios menos deseados y trazas un plan de acción para cada uno.

Haz referencia a que eres una persona empática, colaborativa, y explica el modo como trabajas en equipo, que son habilidades muy valoradas. Aporta algún ejemplo.

Muestra capacidad de adaptación, de aprendizaje y aspiraciones de crecimiento

Esto también son básicos pero muy valorados. Todo lo que puedas mostrar con ejemplos, será lo más creíble.

 Qué preguntas hacer tú como candidato

También es importante para ti hacer las preguntas adecuadas. Si el reclutador te pregunta si hay algo que quieras preguntar, no puedes decir que no. Tienes que aprovechas la ocasión para seguir manteniendo alto tu nivel de “gran candidato” preguntando cosas relacionadas con la responsabilidad que tiene el puesto.

Si te ves ejerciendo el cargo tendrás alguna duda, como cuales son los objetivos del puesto o el departamento, como está compuesto el equipo, qué se espera de ti el primer año, cómo medirán tu  desempeño, qué retos tendrás por delante, qué proyección puede tener el puesto a futuro, etc.

Todas ellas preguntas relevantes ante los ojos del seleccionador, que sumarán puntos en tu candidatura o al menos, no restarán.

 Qué No responder o No decir en una entrevista de trabajo

De modo escueto y sin extenderme (porque hay otros artículos donde profundizo en este asunto) introduciré este tema. En resumen, sólo debes responder a cuestiones que tengan que ver con el ámbito profesional y puedes negarte a responder cualquier cuestión de ámbito personal como preguntas relacionadas con edad, religión, orientación sexual, política etc.

Aquí podrás ampliar información sobre preguntas personales y preguntas ilegales en una entrevista de trabajo.

Además de estas cuestiones que no deben preguntarte o no tienes que responder, hay una serie de comentarios o preguntas que NO debes hacer NUNCA como candidato en una entrevista:

  • Decir que estás nervios@
  • Preguntar a qué se dedica la empresa (ya deberías saberlo)
  • Hablar mal de tu jefe, ex-jefe, trabajo actual o compañeros
  • Mostrar necesidad por el puesto
  • Hacerte el gracioso sin motivo, para caer bien
  • Recurrir a las frases típicas, como “soy muy perfeccionista o muy detallista»
  • Liarte con fechas o hitos de tu curriculum, generando confusión
  • Responder a algo dudando o con un “no se”
  • No hacer preguntas valiosas en relación al puesto (como las expuestas más arriba)
  • Preguntar por el horario o las vacaciones o los beneficios sociales

Para terminar este artículo, te dejo enlaces de otros post del blog donde tienes mucha más información de este tema:

Resto de artículos en el blog.

¿Y tú, supiste responder a estas preguntas en las última entrevistas??

Deja tus comentarios y suscríbete al blog! 

Imagen de Magnet.me en Pixabay

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!