En este momento estás viendo Las referencias profesionales

Las referencias profesionales

Se entiende por “Referencias” información sobre lo que opinan del candidato, antiguos compañeros, jefes o colaboradores..

Como decíamos en el post anterior de las etapas finales de un proceso de selección, lo habitual como forma más adecuada de actuar es  informar al candidato de la necesidad de obtener referencias profesionales suyas. Para ello se le pedirá permiso de cara a obtener esta información de sus anteriores empresas, asegurando la confidencialidad.

¿Qué significan las referencias profesionales en un proceso de selección?

Las referencias son una forma de comprobar la veracidad de la información que el candidato ha facilitado durante el proceso de selección. A veces son muy clarificadoras y en otras, no tanto. Si te piden que elijas tu a quienes las darán, obviamente elegirás a quienes mejor puedan hablar de ti, pero para que resulten útiles, deben ser con cargos de cierta relevancia en tus anteriores trabajos.

No obstante, el quid de la cuestión que quiero abordar en este mini post es  que tal vez puedas encontrarte en una situación en la que, alguien con quien tu no contabas en escena pueda dar malas referencias tuyas( por el motivo que sea). Y aquí es donde llega mi conocida opinión crítica, porque ante este tipo de situaciones, sea verdad o no, el que sale perdiendo siempre es el mismo. ¿Sabéis quién? Pues eso.

Mi opinión acerca de las referencias profesionales

Pues en esta situación yo me hago varias preguntas

¿Por qué la empresa que selecciona, tiene que tomase tan en serio sus palabras y creerlas?

¿Por qué tienen que dar credibilidad a sus comentarios?

¿Acaso la empresa conoce a esa persona de algo, como para darle tanta credibilidad?

¿O acaso se conoce qué pudo motivar la mala relación entre ellos? ¿Qué circunstancias se dieron?

¿Y si la persona que está dando malas  referencias tuyas fuera la más conflictiva? O simplemente un mal profesional. Las empresas en nuestro país están llenas de malos profesionales bien posicionados, de ineptos y también de mala gente.

Entonces, ¿por qué una información sin contrastar y dicha por una absoluto desconocido a ojos de la empresa, vale más y tiene que penalizar al candidato en cuestión? No se conoce realmente  la verdad, tan solo la versión de una parte.

Una vez más,  el candidato,  el eslabón más frágil de la cadena.

¿Estás de acuerdo o tienes otro punto de vista?

 

Deja una respuesta

Expresa tu comentario de forma respetuosa y constructiva. Usa tu nombre personal. Puedes consultar la política de privacidad en el enlace más abajo. Acéptala y publica comentario!